Chebro  Gobierno de España  Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente  Confederación Hidrográfica del Ebro

Introducción

Las especiales características de los embalses como masas de agua hace que las necesidades de control sean muy distintas que para los ríos.

Las problemáticas que los embalses presentan parten de las incidencias que sus usuarios detectan, y suelen ser consecuencia de unas dinámicas que la masa de agua presenta, en función del régimen hidrológico, de los aportes de nutrientes procedentes de la cuenca vertiente, de la propia morfología del vaso y del régimen de explotación.

Un control continuo de la evolución de los fenómenos observados puede ayudar en dos principales vías:

  • Toma de medidas para mejorar la calidad del embalse (medidas cuyo efecto generalmente será visible a medio-largo plazo)
  • Toma de medidas para mejorar la calidad del recurso captado (medidas efectivas a corto plazo, como modificación en las cotas de las captaciones)

Con el fin de poder caracterizar de forma precisa la calidad del agua embalsada, y de esta manera optimizar las medidas de gestión, resulta muy útil disponer de información representativa, fidedigna y actualizada del embalse.

Las nuevas tecnologías ponen a disposición de dicho objetivo métodos analíticos, automatizaciones y sistemas de comunphpicación que permiten obtener información de la calidad del embalse en continuo y tiempo real. Dichas operativas han sido integradas por Adasa Sistemas en un solo equipo denominado comercialmente Aquadam.


Descripción del equipo Aquadam

El equipo AQUADAM está compuesto principalmente por un sistema automático de posicionamiento, una sonda multiparámetro, un autómata de gestión y un sistema de comunphpicaciones con el centro de control donde se recibe la información, para su posterior estudio.

bajando

El sistema automático de posicionamiento consta de un tambor motorizado donde se enrolla el cable autoportante que sitúa la sonda a diferentes profundidades a lo largo del perfil vertical de la presa. Suministra energía a la sonda y transmite la información al autómata. Las cotas de análisis son configurables, aunque habitualmente se trabaja con intervalos de 100 cm entre medidas, y el recorrido, que se configura a través del autómata, transcurre desde la superficie del embalse hasta su parte más profunda. También es totalmente configurable la frecuencia de las medidas, aunque se suele realizar 4 veces al día: 00:00h, 06:00h, 12:00h y 18:00h.

La sonda multiparámetra del AQUADAM integra los sensores de medida de los parámetros físico-químicos que analizan temperatura, pH, conductividad, oxígeno disuelto, potencial redox, turbidez , penetración lumínica. En las últimas versiones se incorpora un medidor de clorofila.

El autómata de gestión se encarga de ordenar de forma automática las operaciones de posicionamiento de la sonda, activación del sistema de autolimpieza de la misma, gestión de la información recibida, calibración de sondas y registro de alarmas.

El sistema de comunphpicaciones envía al centro de control la información de cada uno de los parámetros analizados vía GPRS a través de un módem, por cualquiera de las redes operadoras actuales con cobertura en la zona.

En el centro de control se estudia la información, para conocer en detalle la calidad del agua que se dispone en cada momento y en cada profundidad, lo cual permite optimizar su utilización en los diversos usos a los que vaya a ser destinada, en cumplimiento de la normativa vigente y en beneficio de todos los usuarios y explotadores.

Con dicha información no solamente es posible una gestión efectiva del agua y la actuación preventiva frente a episodios de contaminación, sino la planificación de implantación de infraestructuras necesarias para un óptimo uso de la misma, tales como colectores de obra de toma automatizados.

esquema